Comisión Justicia y Paz, Vicariato Apotólico de Aysen

El grito de los mares del sur

Nobles pueblos originarios Mapuche-Huilliche de Melinka, en estos días han recibido una respuesta negativa por parte de la “Comisión Regional de Uso de Borde Costero” a su justa, sabia y legitima solicitud de concesiones para su digno trabajo y sustento en el ESPACIO COSTERO MARINO DE PUEBLOS ORIGINARIOS.

Luego de 6 años de tramitaciones de esta solicitud a través de un proceso muy participativo, congruente con la micro zonificación de Islas Guaitecas, la Ley Latkenche y el Convenio 169 de la OTT, esta Comisión Regional de Uso de Borde Costero, posiblemente respondiendo a políticas del Gobierno Central, sepulta y no reconoce los derechos, la dignidad, la cultura, el futuro y la espiritualidad de nuestro querido, sacrificado y valiente pueblo Mapuche.

Otras solicitudes similares se están tramitando en otras regiones, que posiblemente recibirán la misma respuesta.

Sin embargo, las grandes empresas pesqueras y salmoneras a sus ya abundantísimas concesiones, se les favorece aún con más concesiones.

Frente a esta vergonzosa y discriminante situaci6n creemos urgente plantear algunas consideraciones:

1.- Esta negaci6n de derechos a un pueblo originario es una profunda violencia del Estado a todo nuestro pueblo.

2.- Aquí se sella el inmoral principia que la Ley NO es igual para todos.

3.- Como ya se ha naturalizado con las tierras y las aguas, las nefastas políticas neoliberales están privatizando los mares y mercantilizando elementos y alimentos esenciales para la vida.

4.- Nos parece asistir a “una conquista de los mares”, donde unas pocas empresas nacionales y transnacionales ganan la presión frente al Estado para eliminar a los más débiles, incluso con leyes y políticos corruptos e inmorales (ver actual Ley de Pesca).

5.- Estas políticas cuestionan seriamente la SOBERANÍA y las instituciones que deberían protegerla.

6.- Una vez más los sencillos y los humildes son despreciados, silenciados, ninguneados, condenados a ser empobrecidos cada vez más. Ejemplo de ello son también los niños, niñas y jóvenes en nuestros colegios que siguen alimentándose con jurel en lata proveniente de los más contaminados ríos de China, mientras se les niega un alimento más sano que los pescadores de nuestros pueblos pueden encontrar en sus bordes costeros. Por lo que reafirmamos nuestra convicción de DECLARAR ILEGAL LA POBREZA, como una estructura social avalada y planificada por poderes económicos y políticos anti­éticos.

7.- Confiamos en que los dirigentes sociales y ancestrales ayuden a nuestro pueblo a tomar conciencia de estos problemas, a sus causas y causantes, sin dejarse comprar por los poderosos, como si fueran una mercancía mas, y exigir sus derechos y los de su pueblo.

8.- Jesucristo y su Evangelio nos urgen a no callar frente a las fuerzas del mal que nos oprimen, y valoramos también a los medios de comunicación social que asumen su responsabilidad social y ética en dar la relevancia que estos hechos se merecen.

9.- Con el Papa Francisco llamamos a escuchar el grito de los pobres y el grito de la hermana madre Tierra, que es un mismo grito, y a abandonar la adoración al lucro y al dinero, para ver en el hermano y hermana el rostro del mismo Dios, respetando su imagen y dignidad.

10.- Expresamos nuestra profunda solidaridad con nuestros hermanos y hermanas Mapuche-Huilliche de Melinka y confiamos sea revertida cuanto antes esta injusta resolución.

En este tiempo de CUARESMA, nuestra oración se encarna en UNA PROFUNDA CONVERSION a Cristo y a nuestros hermanos para construir juntos y por los caminos de la paz, un pueblo en justicia, solidaridad, equidad y fraternidad.

Comisión Justicia y Paz VICARIATO APOSTÓLICO DE AYSEN

Coyhaique 15 de marzo, 2017

Contacto: fono 67 2 212300 672212305

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *