El mensaje de Piñera y el des-respeto hacia la ciudadanía

 en Opinión

José Aylwin | Director Observatorio Ciudadano

El primer mensaje al Congreso Nacional del Presidente Sebastián Piñera en éste su segundo gobierno, no deparó grandes sorpresas. Los énfasis de su intervención estuvieron puestos en la crítica a la administración saliente por sus reformas y su política fiscal, y en justificar las iniciativas impulsadas por su equipo de gobierno durante sus primeros 82 días a objeto de “poner orden en la casa”. Ello con la evidente finalidad de defenderse de las numerosas imprecisiones y descoordinaciones que han caracterizado el accionar de su gobierno hasta ahora.

Junto a lo anterior, delineó su agenda de futuro, en la que sus propuestas anti delincuencia, anti terrorista, y en pro de una inversión y de un crecimiento económico -que incluye el fomento de la minería y de proyectos energéticos, una reforma al sistema de evaluación ambiental para facilitar dichas inversiones y la aprobación del TPP-11-, marcaron la pauta.

Entre otras medidas anunciadas por el Presidente Piñera en esta oportunidad estuvo, además, el fortalecimiento y ampliación de un “Observatorio Ciudadano”, en el que “[…] todos los chilenos y chilenas podremos conocer y comparar, desde la comodidad de nuestros teléfonos celulares o de nuestros computadores, los precios de los medicamentos, de la bencina, de los planes de Isapres, de las pólizas de seguro, de los peajes y los precios de muchos otros bienes y servicios.” Se trataría, según el Presidente, de una iniciativa destinada a informar a los consumidores a afectos de que estos defiendan “mejor sus intereses”, lo que a su juicio contribuiría “a una mejor competencia y a bajar los precios de muchos de estos bienes y servicios que a veces son abusivos”. En esencia se trata de una herramienta de libre competencia, esto es de mercado.

No deja de llamar la atención que Piñera denomine a esta iniciativa “Observatorio Ciudadano”. Al hacerlo, el Presidente desoye el contenido fundamentalmente político de la ciudadanía, que más allá de su concepción como cuerpo electoral, es un actor fundamental de la vida de los estados, agrupando a personas y sectores sociales diversos en la defensa de sus derechos y en la visibilización de realidades muchas veces ocultas por los medios de comunicación y los partidos políticos. Se trata de una ciudadanía que en Chile ha tenido una larga tradición, que ha gatillado cambios trascendentales en la vida política y social del país, como los logrados por el movimiento estudiantil en materia de educación y, más recientemente, por el movimiento de mujeres en materia de equidad de género.

Por otro lado, no puede pasar por alto el Presidente Piñera que al nombrar “Observatorio Ciudadano” a esta propuesta, está utilizando el nombre de una organización no gubernamental con quince años de existencia, que ha sido un actor relevante en la visibilización de los diversos déficit que el país tiene en materia de derechos humanos, que ha trabajado junto a comunidades postergadas y pueblos indígenas en la defensa de sus derechos afectados por un modelo económico extractivo, y que ha forjado alianzas con éstos y otros movimientos sociales y políticos para la elaboración, a través de medios inclusivos y plurales, de una nueva constitución política para el país.

Al utilizar nuestro nombre para la iniciativa de mercado que propone, el Presidente Piñera está des-respetando a la ciudadanía y a las instancias que ésta se dota para su actuación en la vida social.

Por lo anterior, es que consideramos que un gesto mínimo de respeto hacia la ciudadanía del Presidente Piñera sería el desistimiento de la utilización de nuestro nombre para estainiciativa.

Publicaciones recientes

Dejar un comentario

Contacto

Envíenos un correo electrónico y nos comunicaremos con usted lo antes posible. ¡Muchas gracias!

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt

Escriba y presione Enter para buscar

X